20180816 guijuelo02
16 de agosto de 2019
GUIJUELO
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
EL PILAR
Enrique Ponce
MIGUEL ÁNGEL PERERA
El Capea
  
DE VUELTA A LA FELICIDAD
 

Después de varias tardes frustradas por el escaso juego de sus toros, le tocó hoy a Miguel Ángel Perera disfrutar de su momento en Guijuelo y de desplegar ese momento en el conjunto de dos faenas que, sobre todo, destilaron plenitud. No fue un dechado de virtudes tampoco su lote, pero, eso sí, tuvo nobleza y el fondo preciso para que el torero obrara todo lo demás. Le aplicó a ambos el don del temple, los acarició y los empujó hacia delante, ayudándoles a explotar sus mejores condiciones. El don del temple, dicho queda. Ello la valió para medirle las fuerzas justas con que contaba el primero y para cuajar, sobre todo al natural, al buen quinto, al que, después de lancearlo con primor y pulso a la verónica, le construyó series de trazo delicioso soportadas en las yemas de los dedos. Volaba Perera la franela con delicadeza y luminosa armonía. De no haber pinchado en primera instancia, habría repetido el premio doble de su primera faena.

Plaza de Toros de GUIJUELO. Lleno. Se lidian toros de EL PILAR
 
Enrique Ponce: ovación y ovación
Miguel Ángel Perera: dos orejas y oreja
El Capea: oreja y dos orejas 
 
MIGU5901.JPG MIGU5913.JPG MIGU5917.JPG MIGU5922.JPG MIGU5937.JPG MIGU5944.JPG MIGU5950.JPG MIGU5985.JPG MIGU5986.JPG MIGU5991.JPG MIGU5997.JPG MIGU6004.JPG MIGU6057.JPG MIGU6065.JPG MIGU6066.JPG MIGU6067.JPG MIGU6068.JPG MIGU6077.JPG MIGU6176.JPG MIGU6202.JPG MIGU6245.JPG MIGU6248.JPG MIGU6249.JPG MIGU6250.JPG MIGU6278.JPG MIGU6279.JPG MIGU6280.JPG MIGU6316.JPG MIGU6330.JPG
20180816 guijuelo02
16 de agosto de 2019
GUIJUELO
 
CORRIDA DE TOROS 6 TOROS de
EL PILAR
Enrique Ponce
MIGUEL ÁNGEL PERERA
El Capea
  
DE VUELTA A LA FELICIDAD
 

Después de varias tardes frustradas por el escaso juego de sus toros, le tocó hoy a Miguel Ángel Perera disfrutar de su momento en Guijuelo y de desplegar ese momento en el conjunto de dos faenas que, sobre todo, destilaron plenitud. No fue un dechado de virtudes tampoco su lote, pero, eso sí, tuvo nobleza y el fondo preciso para que el torero obrara todo lo demás. Le aplicó a ambos el don del temple, los acarició y los empujó hacia delante, ayudándoles a explotar sus mejores condiciones. El don del temple, dicho queda. Ello la valió para medirle las fuerzas justas con que contaba el primero y para cuajar, sobre todo al natural, al buen quinto, al que, después de lancearlo con primor y pulso a la verónica, le construyó series de trazo delicioso soportadas en las yemas de los dedos. Volaba Perera la franela con delicadeza y luminosa armonía. De no haber pinchado en primera instancia, habría repetido el premio doble de su primera faena.

Plaza de Toros de GUIJUELO. Lleno. Se lidian toros de EL PILAR
 
Enrique Ponce: ovación y ovación
Miguel Ángel Perera: dos orejas y oreja
El Capea: oreja y dos orejas 
 
MIGU5901.JPG MIGU5913.JPG MIGU5917.JPG MIGU5922.JPG MIGU5937.JPG MIGU5944.JPG MIGU5950.JPG MIGU5985.JPG MIGU5986.JPG MIGU5991.JPG MIGU5997.JPG MIGU6004.JPG MIGU6057.JPG MIGU6065.JPG MIGU6066.JPG MIGU6067.JPG MIGU6068.JPG MIGU6077.JPG MIGU6176.JPG MIGU6202.JPG MIGU6245.JPG MIGU6248.JPG MIGU6249.JPG MIGU6250.JPG MIGU6278.JPG MIGU6279.JPG MIGU6280.JPG MIGU6316.JPG MIGU6330.JPG
Aviso Legal - Política de privacidad
Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Aceptar Más información